Batalla campal entre hinchas de Independiente y la policía, mantuvo en vilo a los vecinos de Avellaneda

34

Las corridas, piedrazos, gases lacrimógenos y balas de goma dejaron un saldo de varios heridos y obligaron a centenares de vecinos que viven en la zona céntrica de Avellaneda, a vivir una jornada de miedo e incertidumbre ante los desmanes, convirtiéndose así en rehenes de una situación de la cual son ajenos.

La dirigencia aprobó el presupuesto en una Junta que solo contó con 100 socios que respondían al oficialismo. A su vez, se suspendió el partido con Atlético Tucumán.

La Junta contó con las presencias de Hugo Moyano, Héctor Maldonado, Atilio Bauza (tesorero) y Daniel González (revisor de cuentas), pero el desmadre se desató al final, cuando los hinchas no pudieron tener contacto directo con el presidente de la institución, que se retiró en un auto blindado y escoltado por la policía, a la salida del gimnasio Bottaro.

Toda la tarde-noche sonó el «que se vayan todos«, insultaron a Moyano y pidieron llamar a elecciones en medio de una batalla campal que incluyó piedrazoscorridasgases lacrimógenos y balas de goma. Según informó Télam, se registraron 10 detenidos y 15 policías heridos.

Este sábado, Hugo Moyano responsabilizó a la oposición, a la política y a la barra brava (Doman, Patricia Bullrich, Bebote Alvarez, etc.), al ser entrevistado en Crónica TV.

Mientras tanto los vecinos de Avellaneda piden severas medidas ante estos repetitivos desmanes, para salvaguardar su integridad física, mental y también sus bienes, ya que hubo rotura de vehículos, vidrieras, frentes, etc. «La justicia debería intervenir el club y el municipio tiene que tomar medidas, pues son muchos los destrozos en la vía pública, y esto atenta contra la convivencia social…», expresó un vecino indignado, que reside en la Avenida Mitre al 400.