Frenan parte del aumento en las prepagas tras las críticas de Cristina

75

Los ajustes se desdoblarán: 6.9% en diciembre e igual en enero, y habrá una nueva forma de calcularlos. Las subas de las empresas de medicina privada vienen ganándole a la inflación.

El Gobierno acordó con el sector privado de la salud desdoblar al aumento previsto para las prepagas en diciembre, y modificar el sistema de ajuste en las cuotas.

La decisión llegó tras la crítica de la vicepresidenta Cristina Kirchner y luego de la propuesta del ministro de Economía, Sergio Massa.

El sector privado de Salud acordó con el Gobierno desdoblar el aumento del 13,8% que debería regir a partir de diciembre para la medicina prepaga. Será del 6,9% en diciembre y 6,9% en enero.

Además, desde febrero 2023 se implementará un nuevo esquema de aumento mensual de las cuotas, en reemplazo del índice de costo de salud que se aplicaba en forma bimestral.

Con este desdoblamiento, en 2022 en lugar del 113,8%, el aumento de las cuotas diciembre 2021/diciembre 2022 será del 100,9%.

El nuevo esquema de ajuste de las cuotas, segmentado y de aplicación mensual, fue confirmado por Claudio Belocopitt, dueño de Swiss Medical y presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS).

El empresario señaló que este nuevo esquema de ajuste tarifario se alcanzó en el contexto de la firma de la paritaria del gremio de la Sanidad el martes último.

A partir del 1° de febrero 2023 las cuotas se ajustarán del siguiente modo:

– Los afiliados que derivan sus aportes de una obra social a una prepaga y que el Grupo Familiar perciba “ingresos netos inferiores” a 6 Salarios Mínimo, Vital y Movil (SMVM)—hoy $ 347.400–la cuota se ajustará todos los meses por hasta el 90% de la variación de los salarios formales según el RIPTE (Remuneración Imponible de Trabajadores Estables).
Como el RIPTE se difunde en los primeros días del segundo mes a los salarios devengados, por ejemplo, la cuota de febrero subirá según el RIPTE de noviembre anterior, y así sucesivamente.
Para quienes perciben más de 6 sueldos mínimos, el valor de la cuota se ajustará por el actual Índice de Costos de Salud.

– Los afiliados voluntarios o directos también con ingresos individuales o del Grupo Familiar inferiores a la categoría H del Monotributo ($ 352.498 mensuales) verán sus cuotas ajustadas hasta el 90% del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del mes inmediato anterior. Y por encima de esos 6 salarios básicos, por el Índice de Costos de Salud.
De esta manera, las cuotas no variarán a todos los afiliados por igual, sino que tendrán una segmentación equivalente a la variación del 90% del RIPTE o del IPC, según se trata de trabajadores en relación de dependencia o de trabajadores o profesionales independientes.

A partir del primero de enero de 2023, las prepagas “en forma obligatoria” deberán ofrecer “idénticos planes de cobertura al que posean en la actualidad con copagos sobre las prestaciones nivel 1 (ambulatorios) y nivel 2 (ambulatorios e internación de baja complejidad).

Esos planes deberán tener un valor un 25% menor al mismo plan sin copagos.

El Índice de Costos de Salud que debutó en agosto pasado, quedará prorrogado por 18 meses. Ese índice combina la evolución de los costos de los medicamentos (12,2%) de acuerdo a un listado que elabora el Ministerio de Salud, los insumos médicos (17,2%), los salarios fijados por las paritarias (52,4%) y los gastos generales (18,2%), que elabora la Superintendencia de Servicios de Salud. Y se aplica cada dos meses.

Escrito por José Calero
NA – Buenos Aires, Argentina