Medios gráficos locales: soportes de la Democracia en proceso de extinción

67

Con Casi 70 años de trayectoria, víctima de las políticas neoliberales implementadas por el gobierno de Cambiemos, la pandemia, y principalmente el precio del papel, el diario vespertino Pregón de la ciudad de Azul, el pasado mes de julio cerró definitivamente sus puertas. En esta columna, el periodista Jorge Déboli* detalla las causas por las cuales éste, y otros 30 periódicos locales de extensas trayectorias en el interior bonaerense, en los últimos 4 años, se vieron obligados a cerrar.

Por Jorge Déboli*/InfoGEI)

A pesar de los cambios tecnológicos, en los últimos 20 años los medios gráficos locales venían sosteniendo la continuidad del medio en soporte papel; hasta habían pasado indemnes la crisis del 2001 y la brutal devaluación asimétrica de 2002, sin que ningún diario tuviese que discontinuar sus ediciones, incluso, a pesar que la mayoría de los medios locales que no contaban con la “cuota” de Papel Prensa, debían adquirir el papel diario en el mercado de revendedores al doble del precio que abonaban poco más de una veintena de diarios privilegiados por la única fábrica de papel para diario de la Argentina.

Situación ésta, que se mantuvo hasta diciembre de 2011 cuando el Congreso Nacional sancionó la Ley 26736, mediante la cual se regulaba la comercialización del papel diario y se garantizaba el precio igualitario.

Otro hito importante en favor de los medios gráficos locales MiPymes, fue la rebaja del IVA a la publicidad del 10,5 al 2,5% que impulsó Cadypba, la entidad que nueclea a medios MiPyMes bonaerense, presentada en diciembre de 2013 al entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, en la Mesa del Diálogo realizada en Calafate, proyecto convertido en Ley en agosto de 2014.

Beneficios estos que prevalecieron durante el gobierno peronista, hasta que, en diciembre de 2018, la alianza UCR-PRO aprobó en el Congreso Nacional, la eliminación de los artículos de dicha Ley 26736 que regulaban el precio del principal insumo de los medios gráficos, así como, a través de la inclusión de una cláusula en el presupuesto de 2019, se volvíó atrás con el IVA a la publicidad, es decir, se lo aumentó del 2,5 al 10,5%; en tanto el precio del papel desde entonces tuvo sucesivos aumentos que duplicaron el de la inflación; combo éste, al que se sumó la pandemia, coronando una situación que día a día se hizo insostenible, provocando desde 2018 a la fecha, solo en la Provincia de Buenos Aires, el cierre de más de 30 diarios y semanarios locales. El último, fue hace unos días, Pregón de Azul con 69 años de trayectoria.

Bien vale reconocer, que en la Provincia de Buenos Aires hubo voluntad política del actual gobierno para ayudar a sostener a los medios gráficos locales a través de un programa implementado por los ministerios de Comunicación y de Producción, que lamentablemente fue insuficiente.

Sin embargo, los reiterados pronunciamientos de Cadypba a fin de establecer un programa que financie la digitalización y la capacitación en nuevas tecnologías de la Información y la Comunicación a los medios gráficos MiPymes, aún no encontraron eco a nivel provincial ni nacional.

(*) El autor es director del Grupo Editor Informes de La Plata y presidente de la Cámara de Diarios y Periódicos MiPymes de la Provincia de Buenos Aires (CADyPBA). (InfoGEI)Jd