Oración interreligiosa en Dolores en memoria de Fernando Báez Sosa

106

Referentes de los credos hicieron una invocación religiosa en el anfiteatro de Dolores ante 2.500 personas que se reunieron para acompañar a los padres del joven asesinado hace tres años.

Más de 2.500 personas se congregaron este miércoles en el Anfiteatro del Lago de la ciudad de Dolores para acompañar a Graciela Sosa y Silvino Báez en el acto interreligioso dedicado a la memoria de su hijo Fernando, asesinado hace tres años en Villa Gesell, en el que también se recibieron donaciones que fueron recolectadas por los organizadores y colaboradores.

Al inicio del acto y ante la imposibilidad de prender tres velas blancas por el viento, los presentes encendieron las linternas de sus celulares y corearon “Fernando presente” y “Justicia”.

Luego los padres de Fernando participaron de una comitiva que plantó un jacarandá, el árbol preferido del joven estudiante de abogacía asesinado el 18 de enero del 2020.

Posteriormente, una artista interpretó una versión de «A tu lado voy», de Patricia Sosa. El acto continúo con la emisión de un video con fotografías del joven, acompañadas por el texto: «En tu corta vida honraste los valores que tus padres supieron enseñarte».

Para concluir, se celebró una oración interreligiosa declarada de interés municipal por el Concejo Deliberante de Dolores, que estuvo a cargo del imán Marwan Gill, presidente de la Comunidad Musulmana Ahmadía Argentina; del pastor Marcelo López Pavón, representante de Aciera en Dolores; de Eugenia Calvi, ministra religiosa Afro-Umbandista; de Eric Escala, arzobispo de la Iglesia Anglicana en Argentina; del rabino Saúl Bonino, del judaísmo, y del monseñor Carlos Humberto Malfa, obispo de Chascomús.

Entre los presentes se encontraba la titular del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Greta Pena, quien prometió que «profundizará las políticas públicas que tengan como eje principal desarmar las matrices culturales de la discriminación».

También se encontraban el abogado Fernando Burlando, el artista Flavio Mendoza y el piloto Marcos Di Palma, quienes viajaron especialmente para acompañar a la familia en el pedido de justicia.

Silvino Báez, padre de Fernando, fue el primero en tomar el micrófono después de la celebración interreligiosa. Tras agradecer a los concurrentes por su presencia, destacó que el acompañamiento les «está dando una fuerza enorme para seguir adelante y seguir exigiendo justicia”.

También agradeció “el apoyo que nos dan para poder ayudar a otras personas, porque eso no sale de nuestro bolsillo sino que sale de sus ganas de colaborar con nosotros. Eso le gustaba a Fernando, ayudar a los demás», añadió.

«Seguimos adelante: Dios nos da la fuerza suficiente para estar acá y pedir justicia por Fernando», concluyó.

A continuación, Graciela Sosa recordó a su hijo: «Era nuestro sol, nuestra vida, el que nos daba alegría todos los días. En mi casa nunca hubo más fiestas: sin él, la vida se terminó para nosotros», relató.

“No vengo a buscar venganza: solo quiero justicia y que mi hijo pueda descansar en paz y que nosotros tengamos un poco de paz en nuestro corazón. A veces tengo ganas de contarle a Fernando de tanto cariño que recibo y decirle que todos lo aman, para que desde el más allá bendiga a todos ustedes», finalizó.

Las movilizaciones se replicaron en Villa Gesell, Zárate, Mar del Plata, Hurlingham, Morón y José C. Paz. En Buenos Aires, se organizaron dos ceremonias paralelas: en el Colegio Marianista de Caballito, donde concurría Fernando, y frente a la casa de sus padres en Recoleta.

Además de los miles de asistentes presenciales, las redes sociales también homenajearon a Fernando y reiteraron el pedido de justicia. En Twitter, fue tendencia el hashtag #JusticiaPorFernandoBaezSosa, donde los usuarios acompañaban sus publicaciones con imágenes de una vela encendida.+AICA