Una aplicación y un programa del Mercado Central combaten el desperdicio de alimentos en el país

82

Una aplicación que lleva el sobrestock de grandes empresas a barrios populares y un programa que dona frutas y verduras del Mercado Central a 450 comedores, son algunas de las iniciativas que se están llevando a cabo en el país para combatir el desperdicio de alimentos, una problemática que afecta a casi el 30% de la comida que se produce y que tiene graves consecuencias sociales y ambientales. Un completo informe del periodista Iván Hojman de la agencia pública de noticias, que aquí extractamos.

En Argentina se pierden por año aproximadamente 16 millones de toneladas de alimentos, lo que representa el 12,5% de la producción agroalimentaria. Frente a esta situación, se están implementando en el país diversas iniciativas para combatir esta problemática.

Una de ellas es el programa Reducción de Pérdidas y Desperdicios y Valorización de Residuos (PRP) del Mercado Central de Buenos Aires que desde su inicio en 2020 hasta noviembre del 2022 redujo en un 46% las pérdidas de alimentos, gracias a la donación de 2.5 millones de kilos de alimentos para consumo y la generación de 3.8 millones de kilos de residuos para el compostaje.

Programa del Mercado Central

El programa del Mercado Central tiene el impacto ambiental porque evita la generación de residuos, ya que se estima que los desechos alimenticios representan más del 40% del total de la basura en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y más del 37% en el Área Metropolitana de Buenos Aires, según un estudio del Instituto de Ingeniería Sanitaria de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Asimismo, cuenta con un impacto social porque además de los comedores beneficiados por el programa, dieron trabajo a 24 personas en situación de vulnerabilidad social que antes iban a los volquetes a buscar frutas y hortalizas para consumir o vender.

«Era muy importante el volumen de desperdicio y como nunca había un sistema para recuperar ese alimento o residuo orgánico, terminaba todo en el Ceamse», explicó a Télam Marisol Troya, gerenta de Calidad y Transparencia de la Corporación del Mercado Central de Buenos Aires, quien también alertó que «sigue siendo un problema importante en el mundo la cantidad de desperdicios de alimentos».

Iniciativa privada

Otra de las iniciativas para combatir el desperdicio de comida es la aplicación Winim que vende productos en sobrestock de empresas de alimentos por problemas de sobreproducción, packaging defectuoso (pero que mantiene la calidad del producto), cambios en su envoltorio o imagen de marca o fecha de vencimiento cercana.

«Es gigante el desperdicio en Argentina: 1 de cada 3 platos de comida termina en la basura», ejemplificó y subrayó que «nuestro país es un gran productor de frutas y verduras, y en ese sector es muy importante el desperdicio. En pescados y mariscos puede llegar al 50%», señala Santiago Guglielmetti, uno de los fundadores de Winim.

Posible solución

Según el empresario, una posible solución a esta problemática es mejorar la infraestructura y logística del transporte, porque «a veces más barato tirarlo que trasladar los productos».

Por último, tanto Guglielmetti como Troya, coincidieron en que los consumidores en sus hogares pueden realizar distintas acciones para combatir el desperdicio de alimentos. (InfoGEI)Jd