Terminó mal la reunión entre funcionarios del gobierno y organismos de Derechos Humanos

Este miércoles se filtró un audio de una fuerte discusión entre representantes de organismos de Derechos Humanos y funcionarios del gobierno nacional, que se habían reunido el martes para hablar sobre el caso de Santiago Maldonado.

https://www.youtube.com/watch?v=BtFJTQ_k11w

Ambas partes coincidieron en que la reunión fue infructífera y terminó de manera abrupta cuando acusaron al gobierno de mantener en secreto el paradero del joven desaparecido en cercanías de Esquel.

Por parte de los organismos estuvieron en el lugar la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y Taty Almeida y Lita Boitano en representación de las Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora. Allí, las esperaban los ministros de Seguridad y de Justicia, Patricia Bullrich y Germán Garavano respectivamente.

La voz que se oye en la grabación que se filtró pertenece a Almeida, quien se dirige a los funcionarios y les manifiesta:»Llevamos años exigiendo, pidiendo, sin bajar los brazos.Es lamentable que a 40 años tengamos que gritar ‘aparición con vida’ y es un detenido desaparecido forzado. Entonces sinceramente yo creo que ya no hay mucho para hablar».

Luego, Boitano prosiguió: «Yo quiero decir algo y lo digo como Lita Boitano, no me atrevo a decirlo en nombre de todo el grupo: ustedes saben dónde está y qué hicieron con Santiago. Yo me voy con esa convicción y no lo pueden decir y no lo pueden mostrar».

Allí se produjo un momento de tensión con la ministra Bullrich quien les preguntó: «¿Ustedes creen que nosotros vamos a hacer eso?», y la respuesta de parte de la miembro de Madres fue «sí, querida».

Pasado ese comentario, lo que se escuchan son una serie de gritos: «¿Usted nos acusa de hacer eso? Eso es ideológico, eso no es la realidad. Eso es ideología. Yo no le voy a permitir eso, porque estaríamos en este momento procesándolo» consultó nuevamente la titular de la cartera de Seguridad.

Para finalizar, Garavano sostiene antes de retirarse del lugar: «De  ninguna manera voy a permitir eso. Hasta luego, buenas tardes».