Ha trascendido…

… que luego del resultado de las urnas, nadie duda de que hay una nueva configuración política en la Argentina, lo que exige una seria reflexión de los que fueron cimiento de la democracia y los que ahora se proyectaron por la voluntad ciudadana.

… que esto exige un análisis sin rencores pero con un serio repaso de «quién es quién» y hasta dónde la vecindad puede haber olvidado sus «extraños pasos» en anteriores gestiones, que fueron muy desubicadas no sólo con la gente, sino con la vida institucional, para poder analizar el voto del domingo y cómo fue el comportamiento en distintas zonas.

… que donde hay distintos puntos de vista, es en el radicalismo, que para algunos, con el triunfo de Cambiemos se recupera y para otros, que debe resurgir independientemente, dado que su anterior experiencia con la «Alianza» fue totalmente negativa interna y externamente, y hoy varios de sus ex socios lograron colgarse de cualquier sector político, lo que puso de manifiesto que carecen de conductas ideológicas de democracia.

… que hoy hay en algunos casos, maduras reflexiones y en otros se acentúa el resentimiento, lo que no es buena señal para el sistema democrático, donde se necesita recuperar fuerzas políticas basadas en formaciones ideológicas, como las que cimentaron esta nación hace décadas.