9 de Junio de 1956. La Mesa de la Militancia Peronista de Avellaneda honró la memoria de los caídos

Comunicado:
Como cada año sucede en este triste día para aquellos que abrazamos el ideario del Justicialismo, los referentes de la Mesa de la Militancia Peronista de Avellaneda, procedimos a rendir homenaje a los mártires del 9 de junio de 1956, más recordado como el “DIA DE LA RESISTENCIA PERONISTA”, haciéndonos presente en el monumento que honra a los compañeros peronistas que ya no están, ubicado en el Cementerio de Avellaneda, llevando adelante un minuto de silencio en memoria de los caídos.


Mucho se ha escrito sobre esos tristes días que se encuentran entre los más oscuros y siniestros de nuestra historia.
Militares y civiles que creían en la validez del sistema democrático y que intentaron luchar contra una dictadura conocida como “la fusiladora”, intentaron poner fin al gobierno militar del General Aramburu y reinstalar un gobierno democrático, soñando con la devolución al poder del General Juan Domingo Perón.

Idearon la revuelta, la planificaron, y fue Avellaneda el centro neurálgico de esa revolución de militares y civiles peronistas. Y una parte muy importante de esta revuelta cívico militar consistía en la toma del Comando de la Segunda Región Militar y, en forma simultánea, la Escuela Industrial, desde donde pensaban lanzar la proclama del levantamiento por medio de una interferencia radial a través de un radio transmisor allí existente.
El final es por todos conocidos, la asonada fracasó antes de empezar ya que las fuerzas rebeldes habían sido infiltradas y cada lugar desde donde se iba a iniciar el levantamiento y estaba preparado para resistir al mismo y evitar el derrocamiento del gobierno militar.

El intento de restauración de un gobierno democrático terminó en un hecho sangriento y con muertos en enfrentamientos desiguales de fuerzas y los tristes fusilamientos que se efectuaron en Lanús, La Plata, Campo de Mayo y tantos otros, y en el más conocido: “el basural de José León Suárez”.

Todos saben y conocen a los militares Valle, Tanco y Cogorno, quienes estuvieron al frente de esta revolución, pero también debemos recordar y honrar a aquellos que desde Avellaneda buscaron un país mejor.

Honra y honor para José Albino Irigoyen; Jorge Miguel Costales; Dante Hipólito Lugo; Clemente Braulio Ros; Norberto Ros; Osvaldo Alberto Albedro, arrestados en Avellaneda y fusilados en la Comisaría 1ª de Lanús, y a Miguel Ángel Mauriño, torturado y asesinado días después.

Dar la vida por la patria: Ese debe ser nuestro camino, y seremos capaces de tener el honor de dignificar a nuestros mártires. Más en estos momentos tan aciagos con una oposición golpista, que resulta igual o peor que aquellos que fusilaron a nuestros compañeros, una oposición que cuando gobernó no les importó ni destruir ni hipotecar nuestra nación.
SIEMPRE PERONISTAS
R. Gustavo Cousirat . Secretario de Prensa y Comunicación
Daniel G. Lamarmora. Presidente de la Mesa de la Militancia