Alberto Fernández, ¿alejado del voto joven?

El presidente Fernández nombró al asumir en 2019 a Macarena Sánchez, jugadora de fútbol de San Lorenzo de Almagro, para que forme parte del área encargada de las políticas juveniles. La deportista es una de las impulsoras de la profesionalización del fútbol femenino, pero a pesar de los constantes desaciertos políticos y desplantes al jefe de Estado, la titular del Instituto Nacional de Juventudes consiguió no solo evitar su salida del Gobierno como lo tuvo que hacer su jefe Santiago Cafiero, sino que ahora el INJUVE pasará a la órbita de la Secretaria General de la Presidencia, dependiente de Julio Vitobello.


Mientras el Gobierno se aleja del voto joven y no se visualizan políticas apuntadas a este sector, Sánchez recibe la critica de propios y ajenos: «se la ve más preocupada por el fútbol que por la política, no generó ninguna política para jóvenes, sector muy ajeno a Alberto Fernández, pero aún así el presidente la confirmó en su cargo, más allá de la infinidad de veces que la futbolista no le atendió el teléfono al propio presidente», dicen en el entorno presidencial.

Luego de haber perdido las PASO el Gobierno nacional modificó parte de su gabinete y relanzó la gestión, aunque no se produjeron cambios en áreas sensibles como Economía y Juventud, uno de los sectores que ha mostrado cercanías con otras propuestas de campaña y se aleja del oficialismo.