Cayeron «Los transportadores»: 5 detenidos y 100 camionetas secuestradas

Se realizaron 7 allanamientos en la zona oeste del Gran Buenos Aires y se desbarató una banda que robaba vehículos en el conurbano y las vendía adulteradas en la provincia de Corrientes a un precio mucho menor. Cinco personas fueron detenidas y se secuestraron camionetas, ganzúas, títulos de autos, inhibidores satelitales, arrancadores y autopartes.

La banda estaba integrada por expertos en el robo de camionetas. “El Correntino” era un especialista que robaba vehículos con ganzúas y llaves maestras en pocos segundos. También era experto en el desarme de llaves con chip y arranques automáticos. Según los investigadores, “El Correntino” realizaba una inteligencia previa al momento del robo. Marcaba el vehículo y le hacia un seguimiento durante unos días para saber los horarios y movimientos. Al momento del robo abría la puerta con ganzúas, activaba el inhibidor y después se lo lleva a un galpón donde las dejaba enfriar unos días. (se envían escuchas de cómo sacaban los inhibidores).

Las camionetas que robaban eran principalmente las Toyota Hilux y Volkswagen Amarok últimos modelos. El precio de venta variaba entre los 30 y 50 mil pesos según el modelo y si eran 4×4. (se envían audios de la venta)

En otro domicilio se detuvo a “Grandote”, un experto en la adulteración de patentes, chapas de identificación y papeles. En su casa tenía cuños, limas y amoladoras con las que borraba los números de chasis y además les sacaba el rastreador satelital que las aseguradoras esconden en los vehículos. (se envían audios en donde discuten porque no sacaron un rastreador)

El encargado de la logística para llevar las camionetas a Corrientes era “El Gordo Claudio”. Utilizaba un handy similar a de la policía y además tenía una lista con códigos y las frecuencias de las jurisdicciones departamentales de Merlo, Matanza, Morón y Lomas de Zamora. Con este sistema escuchaban las conversaciones de la policía y sabía cuando y donde había controles en las rutas de la provincia.

Los robos se realizaban en la zona de Morón, Ituzaingó, Castelar, Haedo y Ramos Mejía sin utilizar ningún tipo de violencia. Además de robar las camionetas las desarmaban y vendían sus repuestos. En Corrientes también se realizaron allanamientos en donde había camionetas con pedido de captura.

La investigación la llevo a cabo la UFI 4 de Morón Dr. Alejandro Jons. El operativo estuvo a cargo de la policia de la provincia de Buenos Aires Morón Primera.