Cumple 70 años el Hospital Ana Goitia, uno de los pioneros en cuidados materno infantiles

Desde su fundación, el 19 de noviembre de 1950, en el Ana Goitia, bautizado con ese nombre en 1994 en reconocimiento a la esposa del dirigente peronista Antonio Cafiero, nacieron 158.000 bebés y su servicio de Neonatología es centro de derivación de los recién nacidos más críticos en la provincia.

Por Victoria Peralta/TELAM
Con una residencia para madres cuyos bebés deben permanecer en cuidados de neonatología, un departamento especializado en embarazo adolescente y otro de psicología perinatal, áreas en las que fue pionero en la provincia de Buenos Aires hace más de dos décadas, el hospital Materno Infantil Ana Goitia de Avellaneda cumple 70 años.

“En la zona había necesidades. Eva Perón leyó y captó esas necesidades y mandó a construir este hospital que, además, lleva el nombre de Ana Goitia, una luchadora por los derechos de las mujeres y de la familia y una trabajadora incansable”, contó Adriana Mosquera, directora asociada de ese centro de salud, durante una recorrida realizada junto a Télam.

Desde su fundación, el 19 de noviembre de 1950, en el Ana Goitia, bautizado con ese nombre en 1994 en reconocimiento a la esposa del dirigente peronista Antonio Cafiero, nacieron 158.000 bebés y su servicio de Neonatología es centro de derivación de los recién nacidos más críticos en la provincia.

«Se han atendido a más de 10.000 bebés que por su extrema prematurez o muy bajo peso requirieron atención especializada”, precisó la directora, que es neonatóloga y trabaja en el centro de salud hace 31 años.

Mosquera destacó que «en el hospital queremos que haya un buen nacer y para ello es fundamental cuidar el embarazo en todos sus aspectos. Nacer bien es un parto respetado, humanizado, siguiendo las pautas de maternidades seguras y centradas en las familias, donde la mujer embarazada, el hijo por nacer y la familia son centrales para la atención”.

En este sentido, explicó que el centro de salud cuenta con “distintos hospitales de día”, como se llama a los consultorios avocados a especialidades que requieren las personas gestantes, además de la atención obstétrica de rutina.

«Hay un hospital para las embarazadas con diabetes que incluso comen aquí para enseñarles pautas de alimentación, uno de hipertensión y gabinetes psicológicos, entre otros, y equipos especializados en tocoginecología y en neonatología», describió.

En el servicio de Neonatología hay una residencia para madres que funciona desde 1993, la primera que existió de ese tipo en la provincia de Buenos Aires.

“Que un bebé sea cuidado por su mamá no tiene precio, va a crecer mejor y está demostrado que recupera mejor el peso, además de la importancia que tiene la lactancia materna dentro de los pasos que tiene una maternidad segura y centrada en la familia», dijo Mosquera en diálogo con Télam durante la recorrida por los pasillos del centro de salud ubicado en Vicente López 1737, Sarandí.

La directora del Hospital Goitia remarcó que el vínculo entre madre e hijo se refuerza desde la incubadora, y para ello es importante que las mujeres “estén acompañadas por el equipo de salud, pero también por otras mamás con las que generan un lazo, comparten experiencias y se contienen”.

El servicio de Neonatología del Goitia fue designado como centro de derivación de los neonatos más críticos, dentro del ordenamiento del sistema de salud por complejidad del Ministerio de Salud bonaerense y lleva a cabo una ardua tarea en ese área que año a año les permite celebrar junto a las familias de bebés que ya obtuvieron el alta. «Para nosotros esos bebés son súper héroes”, apuntó Mosquera.

La permanencia de las madres dentro del hospital «asegura que ese bebé pueda recibir la leche materna y mejora la producción de leche de la mujer», agregó.

La directora del Hospital Goitia remarcó que el vínculo entre madre e hijo se refuerza desde la incubadora, y para ello es importante que las mujeres “estén acompañadas por el equipo de salud, pero también por otras mamás con las que generan un lazo, comparten experiencias y se contienen”.

El servicio de Neonatología del Goitia fue designado como centro de derivación de los neonatos más críticos, dentro del ordenamiento del sistema de salud por complejidad del Ministerio de Salud bonaerense y lleva a cabo una ardua tarea en ese área que año a año les permite celebrar junto a las familias de bebés que ya obtuvieron el alta. «Para nosotros esos bebés son súper héroes”, apuntó Mosquera.

Según un recordatorio que se encuentra en el hospital, éste lleva su nombre en “reconocimiento a todas las mujeres que desde la lucha diaria hacen posible que la vida sea, que la vida siga”.

Goitia, quien fue madre de 10 hijos y abuela de 40 nietos, fue declarada ciudadana ilustre por la Legislatura bonaerense post mortem en 2009.