Ya desplazaron a más de 1.000 agentes del Servicio Penitenciario

Ya desplazaron a más de 1.000 agentes del Servicio Penitenciario

 

De acuerdo a lo indicado en la Auditoría del Servicio Penitenciario, la mayoría de los echados de la fuerza incurrieron en “abandono de servicio”. Esa causal se produce cuando los agentes faltan cinco días a su trabajo sin justificación. Del total, unos 100 casos fueron pedidos de baja del propio personal. “Varios de ellos eran profesionales que cuando se empezó a exigirles que fueran todos los días a trabajar y cumplieran horario, pidieron la baja”, añadieron.

La purga se sustancia en medio de una revisión general del sistema de recursos humanos del SPB. Por caso, la Provincia paga unos 23 mil sueldos, pero en el ministerio de Justicia afirman que falta personal en los establecimientos carcelarios para cuidar y atender a los cerca de 36 mil internos allí alojados.

 

 

El Servicio Penitenciario está intervenido desde fines de octubre del año pasado. El Gobierno bonaerense tomó esa decisión luego de comprobar numerosas irregularidades en su funcionamiento. Quedó en manos de civiles. De hecho, su actual jefe es Juan Baric, mientras que a cargo de la Auditoría General quedó Fernando Rozas, hasta entonces asesor del ministro de Justicia, Gustavo Ferrari.