Detienen en Quilmes al padre de una menor por amenzas de bomba

Un hombre de 42 años -padre de una joven de 14 que habría hecho las llamadas- fue demorado por “intimidación pública” a una escuela de Quilmes.

 

La causa fue caratulada «intimidación pública» y el operativo en el que el hombre quedó demorado fue llevado a cabo por efectivos de la Comisaría Quinta de Quilmes, junto con la Policía Local y el grupo GAD, en una casa de Barrio Parque de esa localidad.
En el lugar se demoró al padre de la chica, que aparentemente es la que usó el celular utilizado para llamar al Colegio San Clemente, ubicado en la calle San Mauro entre 390 y 391 de Quilmes.
Además, los uniformados secuestraron el teléfono celular marca Iphone modelo S5 de color celeste, que sería el usado para hacer las llamadas. La causa tramita en la UFI Nº 7 del Departamento Judicial de Quilmes.

Según declaraciones del ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, «hay 120 causas abiertas» contra presuntos responsables de esas intimidaciones públicas. El funcionario aclaró además que el Estado demandará civilmente a los padres de los alumnos responsables de estas acciones.
Esto implicaría que -si avanzan esos expedientes, que en algunos casos son penales y en otros contravencionales- y los acusados resultan condenados, deberían afrontar demandas de entre 25.000 y 50.000 pesos, porque ese es el monto que reclamarán los denunciantes. Es el valor estimado de mover policías, peritos, realizar evacuaciones y otros movimientos logísticos que se derivan de cada denuncia de amenaza falsa.