Día Internacional del Orgullo LGBTQ

El 28 de junio de 1969, en la ciudad de Nueva York, un grupo de travestis, lesbianas y gays resistieron con piedras y botellazos una razzia de la policía a un pub llamado Stonewall Inn. Esta revuelta, que se prolongó por varios días, demandó organización para resistir y tuvo un resultado de decenas de heridos, heridas, detenidos y detenidas.

Hoy se conmemora que esta fecha marcó un hito en la historia del movimiento por los derechos de la comunidad LGBTQ.
51años después, en nuestro país se puede celebrar la reciente sanción de normas como la Ley de Matrimonio Igualitario y la Ley de Identidad de Género, ambas reivindicaciones que tomaron años de lucha por parte de las agrupaciones LGBT, los movimientos sociales y políticos, las organizaciones de la sociedad civil, y todas las personas que han promovido acciones comprometidas con la erradicación de la discriminación.

La noción básica del «orgullo LGTB» reside en que ninguna persona debe avergonzarse de lo que es, sea cual sea su sexo biológicoorientación sexoafectiva, su identidad sexual o su rol de género. Surge como una respuesta política hacia distintos mecanismos que el sistema tradicionalista utiliza contra quienes se «desvían» de la heteronormatividad: la vergüenza, la exclusión y las agresiones físicas que pueden llegar hasta la muerte de la víctima.

Desde un punto de vista lingüístico, el término «orgullo» designa ‘el amor propio o la estima que cada persona tiene de sí misma como merecedora de respeto o consideración’.Esta definición transmite la idea de una dignidad intrínseca que todo ser humano posee y que no debe verse afectada por su conducta o por su orientación sexual.