Diario La Calle despide a un amigo. Pesar por el fallecimiento de Tomás Porcel

Diario La Calle despide a un amigo
Pesar por el fallecimiento de Tomás Porcel

Con gran tristeza recibimos la noticia de la inesperada desaparición física de Tomas Porcel, ocurrida el 29 de Junio pasado, tras sufrir un episodio cardiorespiratorio ocasionado por dolencias que arrastraba desde hacía un tiempo, las cuales no le impedían abocarse a su trabajo y a sus afectos en toda la magnitud que encerraba su espíritu.
Tenía 67 años y mucho todavía por realizar, especialmente en favor de los afiliados del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Avellaneda, donde fue Secretario de Actas, espacio que ejerció con total honestidad y profesionalismo, valiéndole el reconocimiento de sus pares.
Tomás Porcel comenzó a trabajar en el gremio desde muy joven hasta convertirse en la mano derecha de Alberto Roberti -Secretario General del sindicato- y lo acompañó por más de 30 años, compartiendo innumerables logros para el gremio, pero también persecuciones políticas, proscripciones, intensas luchas por acuerdos salariales y grandes desvelos por lograr el bienestar de los trabajadores del petróleo.
Hoy nos toca la triste misión de despedir a un amigo. A una persona que, a través del contacto institucional con este diario, aprendimos a apreciar por sus valores que encerraban honorabilidad, discreción, generosidad y bondad.
Los directivos de La Calle hacen llegar a sus hijos, hermanos, a la familia gremial de Petroleros, a sus amigos y compañeros, su más sentido pésame, rogando para que Dios reciba su alma y descanse en paz.
Marta Portilla-Néstor Santos