¿Dónde está Paloma?

«Nos arrancaron a Paloma hace un año», afirmó Miriam Guerra al Diario La Calle sobre el último día que vio a su nieta de seis meses, y relató que «el comisario de José León Suárez me arrinconó contra la pared de la comisaría mientras la asistente social le sacaba la beba de los brazos a la mamá, desde ese momento nunca más vimos a la nena».


La mujer dialogó con Facundo Medina en #elvivodefacu en Instagram y contó que «yo cuidaba a Paloma cuando su mamá iba a trabajar, porque es madre soltera y tiene otros tres chicos, a la bebé la llevaba a los controles a la salita que está al lado de la comisaría de Suárez y una asistente social me hace problema porque no estaba la madre de la nena», una joven de 26 años que vivía con sus cuatros hijos y cuidaba pacientes por la noche.

«Fuimos a otra salita, en Villa Hidalgo», continuó Miriam y agregó: «salió una muer y me dijo ´me tenés que entregar a la beba`, así de la nada, me dijo que yo no era nadie y me trató muy mal queriéndome arrancar la nena, es Paola Ortíz, asistente social del municipio, no entregué a la nena y llamé a la mamá para que venga con la partida de nacimiento».

La discusión siguió en la comisaría de José León Suárez. «Yo la tuve a la nena en brazos, nunca la entregué hasta que llegó la mamá, entonces vino el comisario junto a otro policía, me arrinconaron y me dijo ´hay que entregar la nena porque si no van a entorpecer a la Justicia`, y le sacaron la nena y hasta hoy no la vimos más», sostuvo la angustiada abuela y se lamentó «no pudimos hacer nada».

Paloma hoy tiene un año y medio de edad. Cumplió el año, dio sus primeros pasos lejos de familia. «Sólo nos entregaron un papel y cuando fuimos a la fiscalía en San Martín nos dijeron que teníamos que ir sí o sí con un abogado o la causa quedaba todo en la nada, así nos contestaron», recordó Miriam y mientras mostraba las foto de cómo estaba la nena cando se la llevaron y denunció: «no sabemos dónde se la llevaron, queremos a Paloma, ¿dónde están los derechos del niño?».

La mujer destacó que la mamá de la beba tuvo que dejar de trabajar y que ella misma atiende un kiosco para pagar los abogados de la causa. «Los hermanitos, mellizos de 3 años, me preguntan ¿y la Palo dónde está? Se fue al hospital porque se hizo nana y la están curando, les tengo que decir», contó Miriam Guerra.

«Nos recorrimos todo, la Justicia no nos da bola, nadie nos atiende y no sabemos nada de la beba, la jueza atiende 3 veces por semana», remarcó la abuela de la nena y resaltó que «todavía el placard de Paloma está igual, lo único que tuve que desarmar es la cuna donde dormía porque era un calvario».

Miralo acá:
https://www.instagram.com/tv/CFHqLGuHbK7/?igshid=15lcqxr0nrlsz