Dove se disculpa y retira anuncio considerado racista

«En una imagen publicada esta semana, no hemos acertado al representar a las mujeres de color, y lamentamos profundamente el daño que hemos causado», dice un comunicado.

La marca de cosméticos Dove, propiedad del grupo holandés Unilever, se ha disculpado tras haber difundido en internet una publicidad que le ha granjeado numerosas acusaciones de racismo.

«En una imagen publicada esta semana, no hemos acertado al representar a las mujeres de color, y lamentamos profundamente el daño que hemos causado», declaró la marca en un mensaje publicado en las redes sociales Facebook y Twitter.

En el vídeo en cuestión, un anuncio de tres segundos para un jabón líquido, se ve a una mujer negra con una camiseta marrón junto a una botella del producto.

Cuando se quita la camiseta, en su lugar aparece una mujer blanca.

Esta se saca a su vez la camiseta, dejando ver a otra blanca.

El anuncio, difundido inicialmente en la página de Facebook de Dove en Estados Unidos y suprimido desde entonces, ha sido compartido por muchos internautas y ha suscitado numerosas críticas en las redes sociales.

«El anuncio de Dove es racista, irresponsable, insensible, desconectado, desagradable y debería recibir el premio de la cebolla podrida», tuiteó el lunes @LebonaMoleli.

«¿Ser negro es ser sucio e indeseable?», escribió otro usuario, @Social_Heretic, que llamó a boicotear los productos de Dove y Unilever.

Londres, AFP-NA.