El Estado argentino realizó el primer pedido de disculpas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos por un caso de violencia de género

La ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Martín Soria; y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, encabezaron en la ex ESMA el acto de pedido de disculpas públicas a Abril Rosales, y a la memoria de su madre Ivana y su hermana Mayka, víctimas de violencia por motivos de género.


Durante el encuentro se llevó a cabo la firma del Acuerdo de Solución Amistosa ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que implica el reconocimiento de la responsabilidad internacional del Estado argentino y el compromiso de profundizar la labor para prevenir y erradicar la violencia machista.


En 2002, tras ser víctima de un intento de femicidio perpetrado por su ex cónyuge, la justicia de la provincia de Neuquén sometió a Ivana Rosales a un proceso que la revictimizó a través de actuaciones y decisiones discriminatorias y estereotipadas. Por ese motivo, Ivana presentó una denuncia ante la CIDH, con el patrocinio del Centro de Estudios Legales y Sociales. En ese marco, se inició un proceso de solución amistosa con el Estado argentino. Ivana falleció el 6 de septiembre de 2017 por un ataque epiléptico, consecuencia de la violencia perpetrada por su ex pareja. Su hija Abril tomó entonces como propio el proceso ante la CIDH.


“Hoy es un día histórico en el que se ve con claridad qué modelo de Estado queremos y defendemos. Representamos un Estado que reconoce su responsabilidad y pide disculpas, porque sabe que es su deber garantizar la igualdad y poner fin a las violencias de género”, afirmó Gómez Alcorta. “Estamos acá por la memoria de Ivana y por la fuerza de Abril, que supo transformar el dolor en lucha. Este acuerdo de solución amistosa es un paso contundente para dar respuesta a los desafíos que tenemos por delante y avanzar, de una vez por todas, en la construcción de la Argentina que queremos y que soñó Ivana, una en la que no haya una sola mujer más víctima de la violencia machista”, aseguró la ministra

“Queremos agradecerte Abril por continuar el legado y la lucha de su madre”, sostuvo el secretario Pietragalla Corti en el inicio de su intervención dirigiéndose a Abril Rosales, que se encontraba sentada en la primera fila. “Gracias a vos y a Ivana hoy estamos dando un histórico paso institucional en la República Argentina, a partir de un caso sumamente emblemático ocurrido en la provincia de Neuquén: emblemático no sólo por la violencia sufrida, sino por la respuesta inadecuada de parte de las autoridades judiciales provinciales que tuvieron una intervención carente de toda perspectiva de género y absolutamente machista”.


Seguidamente, el gobernador Gutiérrez realizó un pedido de disculpas públicas “en nombre del pueblo y del gobierno de la provincia de Neuquén a Abril, y a la memoria de Ivana Rosales y su hija Mayka por las violaciones a los derechos humanos que sufrieron producto de un sistema de administración de justicia que demostró ser ineficaz para dar respuestas adecuadas y oportunas a los casos de violencias contra las mujeres”.


Por su parte, el ministro Martín Soria destacó que “no es casual que hoy estemos en este acto de pedido de disculpas públicas aquí en la ex ESMA, porque este es un lugar construcción de memoria colectiva, y porque queremos que estas tragedias, estas violencias extremas no ocurran nunca más, y para eso tenemos que comprometernos como sociedad y como Estado”.


El Acuerdo de Solución Amistosa firmado en el marco de la ceremonia involucra la adopción de una serie de medidas de reparación por parte del Estado, con alcance federal, dirigidas a fortalecer el acceso a la justicia y asegurar el acompañamiento integral a personas en situación de violencia por motivos de género; entre otras iniciativas.