EXCLUSIVO: CRESTA ROJA REINCOPORA A TRABAJADORES DESPEDIDOS

EXCLUSIVO: CRESTA ROJA REINCOPORA A TRABAJADORES DESPEDIDOS

GANAR LA CALLE Y VOLVER A TRABAJAR

Facundo Medina para diario La Calle

Cortes de ruta, manifestaciones de trabajadores despedidos, ollas populares. El mosaico social de estos tiempos dibuja una fuerte marca de época: la puja por mantener los puestos de trabajo, que se expresa en las calles con resultados variados.

Los trabajadores de Cresta Roja, una de las grandes empresas avícolas de la Argentina, atravesó un conflicto que se mantuvo a lo largo de más de un año y medio, pero que ahora parece llegar a un final feliz, producto de la lucha y la perseverancia de sus trabajadores. Luego de una reunión en el ministerio de Trabajo de la Nación (Foto), encabezada por el subdirector de Relaciones Nacionales del Trabajo, Dr. Agustín Carugo, se llegó a un acuerdo para que la firma Proteinsa S.A., que se hizo cargo de la empresa, reincorpore a los trabajadores despedidos y les asigne tareas en la planta de Esteban Echeverría.

El nuevo conflicto había comenzado el jueves 20 de julio, cuando 52 operarios de la planta ubicada sobre la autopista Ezeiza-Cañuelas fueron notificados, mediante telegrama de despido, del cese del vínculo laboral, mientras que el viernes 21 las puertas de la empresa fueron cerradas con candados y copadas por fuerzas de Gendarmería Nacional y Policía Comunal de Esteban Echeverría, con el fin de impedir que los casi 800 trabajadores accedan a sus puestos laborales. Estos hechos originaron una nueva protesta, acampe en las inmediaciones y cortes parciales de la autopista.

La empresa comercializadora de pollos Cresta Roja había presentado quiebra en 2015, en un conflicto que fue el primero en marcar la agenda del flamante gobierno de Mauricio Macri, pero que además delataría el camino recorrido en la tensión por mantener las fuentes laborales durante 2016 y este mismo año, en el que ya se perdieron 52.871 empleos en la actividad privada (Fuente Sigma Global).

Según el acuerdo logrado entre los representantes de los trabajadores y Santiago Perea, responsable de Proteinsa y nuevo dueño de Cresta Roja, la empresa se comprometió a reincorporar a los despedidos y asignarles tareas dentro de la planta a partir del primer turno de este 26 de julio.

El cambio de paradigma económico trajo consigo imágenes de otras épocas, discusiones que parecían cerradas y conflictos que se visibilizan en las calles. Cresta Roja, Pepsico, Atucha muestran el deterioro del primer cordón productivo bonaerense y se suman a decenas de luchas en otras regiones del país afectadas por las importaciones y la baja del consumo, que golpean fuerte las industrias textil, de calzados y de electrodomésticos. En Cresta Roja ganaron los trabajadores luego de una larga lucha que incluyó represión en las calles y angustia en cada familia obrera. La contracara la muestra Pepsico, que aún con dictamen favorable a la reincorporación de los despedidos no logra resolverse, a pesar de la persistencia de los trabajadores y la resistencia mediante el monopolio legal de la violencia ejercida por el Estado.

La puja por el empleo, una marca de época que se inscribe en medio de una elección de medio término. ¿Cómo le afectará esta tensión al gobierno en los comicios de octubre?