Expropiación de terrenos en Avellaneda: “No hay nada más lejano que avanzar sobre la inversión de un privado”, dijo Jorge Ferraresi

En conferencia de prensa, el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat Jorge Ferraresi se refirió al controvertido tema votado por el Concejo Deliberante de Avellaneda en la última sesión: expropiación de terrenos baldíos del distrito. “No hay nada más lejano que avanzar sobre la inversión de un privado”, dijo.

Y explicó que la ordenanza que aprobó el Consejo Deliberante se aplicará sobre “terrenos en desuso” y es igual a la que se sancionó en Mar del Plata hace 20 días, «y tenemos visiones muy distintas con respecto a planificación», dijo.

La ordenanza establece que los dueños de terrenos vacíos o con edificaciones frenadas tienen un plazo máximo de ocho años para construir o terminarlas. En caso de que no lo hicieran, el municipio podría declarar la utilidad pública y expropiar. Al respecto, el ministro recalcó que esta ordenanza «avanza sobre sectores abandonados» y recordó el tema del «elefante blanco de Avellaneda», abandonado hace 14 años.

«Quienes critican, probablemente no conozcan el distrito. Avellaneda no tiene un solo terreno libre de algún vecino que lo tenga guardado. Son predios de la década del 70 o 90; hay una gran cantidad de estructuras industriales abandonadas que no tienen ningún tipo de actividad», señaló.

Al contestar una pregunta sobre la inconstitucionalidad de la medida, Ferraresi respondió: «La ley de expropiaciones existe desde 1977 y la provincia de Buenos Aires definió la ley de Hábitat en 2014. Todas estas cuestiones salen por ley, por aplicación de una ordenanza municipal y convalidación de una ley provincial. En líneas generales, cuando las provincias no tienen recursos para las expropiaciones, las leyes salen con aportes de los gobiernos locales para el pago de las mismas», dijo y acotó: «los privados se pueden quedar tranquilos, porque lo que hacemos, es generar condiciones de hábitat para que al privado le vaya muy bien».

Al respecto, contó un caso reciente de expropiación en Avellaneda: «En la calle Lacarra y Campichuelo hay una estación de servicio abandonada hace 25 años, por pedido y firmas de los vecinos se hizo una ley de expropiación. En estos momentos se está inscribiendo en el registro del juzgado civil, quien entregará el predio al municipio para que se construya una plaza y 2 jardines de infantes».

«Es hora de aplicar herramientas locales para el desarrollo de la ciudad», concluyó.