Otro terrible femicidio: un hombre violó a dos mujeres, asesinó a una y prendió fuego la casa en Punta Lara

Otro terrible femicidio: un hombre violó a dos mujeres, asesinó a una y prendió fuego la casa en Punta Lara

Una estudiante de Medicina de 26 años fue violada y asesinada a cuchillazos y una compañera de estudios resultó gravemente herida de varios cortes luego de ser atacadas presuntamente por un vecino, que también les quemó algunas partes del cuerpo, en una casa de la localidad bonaerense de Punta Lara, en el partido bonaerense de Ensenada.

El femicida ya fue detenido, tiene 23 años y presuntamente era vecino de una de las víctimas. En febrero de este año en la misma localidad hubo un doble femicidio.

El joven fue señalado por la mujer que logró sobrevivir al brutal ataque y pudo ser detenido a las pocas horas en la zona, cuando todavía llevaba puesta ropa con manchas de sangre.

“La víctima sale a cerrar el portón y a entrar a sus perros. Ahí ya lo tenía encima (al agresor) y a partir de allí, armado, las ataca a ambas, las ata, las viola y después intenta prenderlas fuego para evitar ser reconocido”, contó la fiscal de La Plata Virginia Bravo, a cargo de la causa.

La mujer que perdió su vida en manos del femicida fue identificada como Ema Córdoba, de 26 años. El episodio tuvo lugar en una casa ubicada en calle 126 entre 5 y 7, frente al arroyo Miguelín, a la que la policía acudió alertada por un principio de incendio.

El cuerpo de la víctima tenía varias puñaladas y signos de haber sido violentada sexualmente. La otra mujer relató que también fue violada y luego recibió heridas cortantes de similares en el cuello, abdomen y tórax. Gracias a su testimonio, el femicida pudo ser detenido rápidamente. Ahora se recupera en el Hospital Cestino de Ensenada, aunque su pronóstico es reservado.

En un posterior allanamiento realizado en una casa lindera, donde presuntamente vivía Ariel Osvaldo Báez, fue incautada una mochila con documentación a nombre de las víctimas, una notebook, 2 teléfonos celulares, juegos de llaves, un revólver dinero en efectivo, y artículos de mujer.

Con los datos aportados, la Policía salió en busca del sospechoso y lo halló durmiendo en la vivienda de al lado, donde se encontró ropa ensangrentada y húmeda, la cual será sometida a peritajes para establecer si fue usada en el ataque.

Además, se halló una pala que se cree que pudo ser utilizada para agredir a las estudiantes, cocaína y dos plantas de marihuana que fueron secuestradas.

Al revisar la parte trasera del domicilio, se encontró una mochila donde había una notebook, un teléfono celular y dinero en efectivo que les habría sustraído a las víctimas antes de escapar del lugar.

La causa quedó a cargo de la fiscal Virginia Bravo, y se abrieron actuaciones por “homicidio en ocasión de robo, abuso sexual, lesiones graves e incendio”.