FM SECLA: Nueva patrulla ambiental de la ACUMAR

Entrevista al Dr. Hernán Asencio
En relación al nuevo directorio de la ACUMAR encabezado por la presidenta Dorina Bonetti y a la creación de la patrulla ambiental destinada a controlar el cumplimientos de las normativas vigentes mediante inspecciones y seguimiento en busca de irregularidades, el Dr. Hernán Asencio, Director de Fiscalización y Adecuación Ambiental del ACUMAR fue entrevistado en el programa “Nota de VOZ” (FM SECLA 104,7 lunes a jueves de 16 a 18 hs que conducen Leonardo Martín y Diego De Mattei):

“Dentro de la ACUMAR, la dirección que encabezo se centraliza en el control industrial, que tiene dos funciones: una es la de fiscalizar, a través de inspectores que están en la calle viendo a las industrias, y la otra es la adecuación ambiental, que son los técnicos que trabajan en la oficina con los expedientes que mandan los fiscalizadores. Lo que se pretende hacer es adecuar a los establecimientos al nuevo control industrial” puntualizó Asencio.

Esta cuadrilla, también montará una guardia permanente para atender denuncias y realizar inspecciones de manera aleatoria a establecimientos de seguimiento particular, lo que cubrirá un aspecto poco relevado en las industrias de la zona, que es la operación que realizan en horas de la noche y la madrugada.

Además, el funcionario agregó que “es fundamental para el ACUMAR el control industrial, duplicamos todo lo que tiene que ver con eso y a las mencionadas patrullas ambientales, sumamos inspectores que son universitarios posgraduados que se presentan con ropa de ACUMAR y la patrulla bien identificada para evitar problemas. El establecimiento tiene la obligación de hacerlos ingresar y revisar todo lo que tiene que ver con el cuidado ambiental”.

Por otra parte, contrariamente a lo que se piensa en cuanto a los cursos de agua urbanos y rurales, Asencio dijo que “pensábamos que los ríos de campo eran limpios, pero hicimos algunas mediciones y determinaron que, por ejemplo, el arroyo Cebey en Cañuelas sale muerto desde su comienzo. Tiene 0 de oxígeno disuelto; con 5 de oxígeno disuelto vive cualquier cosa. El problema no son los mataderos de Cañuelas, sino todo lo que proviene de los desechos pluviales urbanos”.

Tratando de buscar soluciones globales que implican el compromiso de todos los actores sociales manifestó que “si las empresas no cumplen la reglamentación, puede haber multas caras o clausuras. Hoy en día hay empresas que no pueden o no quieren estar en regla porque no les importa. Es fundamental el diálogo y el acceso con los profesionales de primera línea que tenemos nosotros. La gente debe tomar conciencia de que el río es de ellos y debe denunciar a quienes tiren residuos tóxicos”.

Cabe destacar que las unidades están identificadas con la marca del organismo y en sus laterales cuentan con el 0800 habilitado para realizar denuncias, 0800-345-ACUMAR (228627).

En lo que va del año, el organismo realizó más de 2000 inspecciones en busca de desvíos e infracciones a la normativa ambiental vigente. El trabajo de los inspectores se intensificó a partir de marzo de este año cuando entró en vigencia una nueva normativa que restringe aún más los límites de descargas en los cursos de agua que conforman la Cuenca Matanza Riachuelo y fija una serie de medidas para alcanzar diferentes niveles de uso para los cuerpos de agua y sus alrededores.

La nueva Patrulla Ambiental trabajará también en coordinación con otros organismos de control ambiental como la Agencia de Protección Ambiental porteña (APRA), el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS), la Autoridad del Agua del a provincia de Buenos Aires (ADA) y Aguas y Saneamientos Argentinos (AySA).