Ha trascendido…

… que cada vez son más lentos los trabajos de repavimentación de la Avda. Belgrano, hasta Güemes, lo que genera problemas de circulación, en una arteria que  no presentaba tantas deficiencias o baches como en calles internas,  y se agrava las circulación con la señalización  y protección de reparación de alcantarillas de desagües en medio de esta arteria.

… que sorprende que quienes recorren la ciudad en móviles oficiales, no denunciaran que en calles como E. Zeballos  hay dos pozos que cabe casi una rueda, en dos esquinas de Crucesita y no menos en  Chacabuco, desde Mitre hasta Av. Roca, plagada de varios «craters» que nunca se reparan, por lo menos con lo primario, sin romper toda la arteria, dado que es una vía de escape en las horas pico para camiones y demás móviles.

… que  no se observan controles y ordenadores de tránsito en las horas pico y se ve a quienes, como personal municipal, recorren arterias por las veredas y solo sacan fotos, para luego hacer multas, pero con esto no se logra superar el taponamiento por mal estacionamiento y menos aún de circulación de camiones por donde se les ocurre.  que generan los actuales problemas, como cuando lo  hacen por calles internas no preparadas para su tonelaje.