Hermanas de la Virgen Niña en Monte Chingolo

La Comisión Diocesana para la Comunicación Social del Obispado de Avellaneda-Lanús informa dos importantes eventos: el recibimiento de la Congregación de las Hermanas de la Virgen Niña a la Capilla San Maximiliano Kolbe y el ingreso al Covento Carmelita de Romina Noelia Saraceno.

Hermanas de la Virgen Niña en Monte Chingolo
La comunidad de la Capilla San Maximiliano Kolbe (Bouchard y Rondeau, Monte Chingolo), ha recibido con alegría a la Congregación de las Hermanas de la Virgen Niña. El obispo de Avellaneda Lanús, Mons. Rubén Frassia, al darles la bienvenida en la misa del 2 de marzo, recordó con gran estima a las Hermanas Agustinas Recoletas que hasta el año pasado desarrollaron su actividad misionera, con tanto empeño y entusiasmo, en el populoso barrio perteneciente a la parroquia Cristo Salvador.

“Damos gracias a Dios por su presencia”, dijo el Obispo y agregó “apreciamos que esta comunidad esté entre nosotros para formar parte de la parroquia junto al párroco, P. Oscar Casale y su vicario, P. Pablo Erjavec.”

Tres religiosas integran la comunidad de la Virgen Niña en M. Chingolo: la Hna. Verónica, como superiora, la Hna. Raquel y la Hna. Silvina, quienes llevan adelante su Carisma: “estamos llamadas a manifestar a los hombres el amor de Dios en el ejercicio de las obras de misericordia, así prolongamos la caridad del amabilísimo Redentor dispuestas a hacer todo lo posible, sufrirlo todo y aun dar la sangre por el bien de los prójimos». También recuerdan que “el nombre de la congregación -pensado por la fundadora- es ‘Hermanas de caridad, hijas del Redentor’, pero por providencial designio nos acompaña, desde los orígenes del Instituto, María en su natividad, por eso somos conocidas como Hermanas de la Virgen Niña.”

Ingreso al Convento Carmelita
Romina Noelia Saraceno, de la Parroquia Nuestra Señora de la Paz (Wilde), ingresará a la vida de clausura en el convento Carmelita San José, (Humberto 1º 1352 del barrio de Constitución) el domingo 10 de marzo en la misa de las 16hs.

El Obispo de Avellaneda Lanús, Mons. Frassia, al referirse a este ingreso dijo: “es una alegría ya que ella es fruto de nuestra diócesis; pedimos oración por ella, por su carisma y por la misión que Dios le encomienda, por su familia y por sus nuevas hermanas de comunidad.”

Sobre su misión, las hermanas del Carmelo expresan: “¡Estamos aquí para orar!, ¡es nuestra misión! Con Jesús, compartimos su vida y su destino, y con Él nos sentimos también muy cercanas a nuestra gente.”