Homenaje a madres de caídos en Malvinas en el Día del Ejercito Argentino

Homenaje a madres de caídos en Malvinas en el Día del Ejercito Argentino

El 29 de mayo, se llevó a cabo la ceremonia central en el Colegio Militar de la Nación, ubicado en El Palomar.

El momento más emotivo y trascendente se produjo tras luego del minuto de
silencio en memoria de los caídos por la Patria, el jefe del Estado Mayor General del Ejército
resolvió otorgar a todas las madres de los caídos en la Gesta de Malvinas la Orden de
Servicios Distinguidos al Mérito Civil.

En la oportunidad, recibieron las siguientes madres:
– señora Norma Beatriz Carrera, madre del cabo Alberto Fernando Chavés.
– señora Raquel Beatriz García, madre del soldado Daniel Alberto Ugalde.
– señora María del Carmen Penon, madre del soldado Elbio Eduardo Araujo.
– señora Laura Fedele, madre del soldado Miguel Angel Arrascaeta.
– señora Haydee del Carmen Díaz, madre del soldado Sergio Omar Azcarate.
– señora María Juana Campero, madre del soldado Luis Alberto Díaz.
– señora Nélida Ester Montoya, madre del soldado Horacio José Echave.
– señora Santa Aguirre, madre del soldado José Ramón Ferrau.
– señora María Isabel Acuña, madre del soldado Omar Jesús Herrera.
– señora Dalal Abd, madre del soldado Marcelo Daniel Massad.

Luego, el teniente general Suñer dirigió palabras a los presentes. En su discurso, recordó la
hazaña libertadora de San Martín y el coraje y entrega de los combatientes de Malvinas.
Expresó: “Cumplimos hoy 207 años y lo hacemos en el año del Bicentenario del Cruce de
los Andes y del trigésimo quinto aniversario de la Guerra por nuestras Islas Malvinas, dos
grandes epopeyas que trascienden y dan aun más significado a esta celebración”.
“Reconocemos a aquellas madres que entregaron lo más valioso, lo más sublime para una
mujer: un hijo, para que la patria viva. No hay palabras para calificar tamaño sacrificio, no
hay palabras para mitigar tanto dolor. A ellas les debemos un “gracias” nacido de nuestras
entrañas, y también un “perdón”, por no haber estado, en su momento, en todos los casos,
a la altura de las circunstancias y haber puesto la cara, la acción y el corazón para una
madre cuyo hijo no volvía de la guerra”, concluyó el jefe del Ejército.