La Agrupación H.I.J.O.S. Lanús reconoció a la Rectora de la UNLa por «incansable defensa de los Derechos Humanos»

Ana Jaramillo recibió una placa en reconocimiento a su persona y a la gestión que realiza como máxima autoridad de la Universidad en relación a la temática.

En el marco de la presentación del Mapa de la Memoria de Lanús, un proyecto que impulsó la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, la Agrupación Hijos e Hijas por la Identidad y la Justicia contra el Olvido y el Silencio (H.I.J.O.S) Lanús le entregó una placa de reconocimiento a la rectora de la Universidad Nacional de Lanús (UNLa), Ana Jaramillo, por su “incansable defensa de los Derechos Humanos”.

Jaramillo, por su parte, agradeció el gesto y expresó que se trata de un “lindo reconocimiento” y expresó que la UNLa contribuirá con la identificación de los 600 cuerpos hallados en fosas comunes e individuales de cementerios de la provincia de Buenos Aires, enterrados allí durante la última dictadura militar, que aún no pudieron ser identificados por la falta de perfiles genéticos para cotejar el ADN, según confirmó el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

El Mapa de la Memoria, presentado días atrás en la UNLa por Agustín Balladares, director nacional de Agenda Política la Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, se trata de una plataforma virtual de geolocalización accesible al público, donde están contempladas diferentes variables de datos relacionadas con las víctimas del accionar represivo ilegal del Estado durante la última dictadura militar, y los centros clandestinos de detención que funcionaron en el distrito.

La base de datos y la gestión del Mapa estarán a cargo de la UNLa.

De la presentación, además de Jaramillo, participaron Gustavo Palmieri, titular del Instituto de Justicia y Derechos Humanos de la Universidad, Victor De Gennaro, Vicepresidente de la Comisión Provincial por la Memoria, y David Ariza, de HIJOS Lanús, quien hizo entrega de la placa de reconocimiento a la Rectora de la UNLa.

Sobre el proyecto, Ariza explicó que “la idea es seguir promoviendo una memoria activa y en territorio desde lo local” y agregó que “es una forma de mantener viva la historia de los compañeros y compañeras del distrito que ya no están con nosotros”.

La UNLa y los DD.HH

La Universidad fue pionera en formación en Derechos Humanos. Desde su estatuto el valor fundamental de la defensa y promoción de los Derechos Humanos.

Es por ello, que por Resolución del Consejo Superior Nº 231/13 estableció como requisito para todos los ingresantes de las carreras de pre grado y grado, el Seminario de Justicia y Derechos Humanos.

Por otra parte, en 1997 creó el Centro de Derechos Humanos, que luego de 20 años de actividad, hoy se ha transformado en el Instituto de Justicia y Derechos Humanos “Eduardo Luis Duhalde” (IJDHUNLa), cuyas misiones principales son la investigación y la promoción de los Derechos Humanos.

El IJDHUNLa desarrolla actividades de docencia, investigación y vinculación con la comunidad, y promueve la incorporación de los derechos humanos como componente de las políticas públicas y como dispositivo de reflexión e intervención sobre la realidad.

En la formación universitaria, la UNLa tiene una oferta de docencia e investigación en derechos humanos precursora e innovadora. La oferta académica en el campo se compone de una serie de posgrados, con algunas especificidades que complementan la oferta de otras universidades.

La Maestría en Derechos Humanos tiene una fuerte orientación hacia las políticas públicas. Y el Doctorado en Derechos Humanos, único en la región, no sólo admite a profesionales que quieren profundizar sus estudios de post grado sino también a activistas con larga experiencia en su campo profesional, interesados en reflexionar sobre su práctica.

También hay posgrados en temas específicos como la Especialización en Migración y Asilo desde la perspectiva de Derechos Humanos o la Especialización en Género, Políticas Públicas y Sociedad. Asimismo, para cooperar en la formación de funcionarios judiciales que estén a la altura de su responsabilidad para la defensa y promoción de los derechos de los habitantes de nuestro país, la Universidad creó la Escuela Judicial.

Por último, La UNLa incorporó en 2016 la Licenciatura en Justicia y Derechos Humanos. En términos universitarios, sus egresados serán la primera camada de profesionales en derechos humanos formados por la universidad pública