La (dis)paridad de género en los municipios del AMBA

La (dis)paridad de género en los
municipios del AMBA

Por Magalí Torres – Desde el año 2015 en adelante, junto con el surgimiento de movimientos sociales como el liderado por Ni una menos y el auge de la campaña por la despenalización del aborto, la cuestión de género se instaló en la agenda argentina. La lucha por la igualdad de género se ha introducido en los últimos años en los espacios, públicos y privados, como el reclamo de un deber adeudado hace mucho tiempo. La Constitución Nacional argentina prevé con jerarquía constitucional, entre otras, la no discriminación de las personas en base a su género (Art. 75, inc. 22), pero la implementación práctica de la norma dista mucho del ideal.

Si bien desde las últimas elecciones generales se han instaurado por primera vez, en todos los niveles entidades institucionales (ministerios, direcciones o secretarías) enteramente dedicadas a trabajar la problemática de género, al relevar la composición de los gabinetes de gobierno en búsqueda de paridad de género encontramos que, tanto en el Ejecutivo Nacional, como en el Provincial y en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la representación femenina no alcanza, en ninguno de los casos, el 50%. Se registra un 19% en Nación, 30,7% en Provincia de Buenos Aires y 30% en CABA.

Desde la Fundación Metropolitana continuamos analizando la estructura institucional del Estado argentino, evidenciando qué tan lejos se encuentra la igualdad de género en Argentina. Observando los 40 municipios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se puede notar que solo 6 de ellos (Escobar, Exaltación de la Cruz, Marcos Paz, Moreno, Pilar y San Vicente) alcanzan o superan la composición de un gabinete con 50% de integrantes femeninos, logrando Marcos Paz el porcentaje más alto, de un 78.5%. Por otro lado, más de 10 de ellos se encuentran en un 20% de composición femenina o incluso menos (Cañuelas, Las Heras, Hurlingham, Ituzaingó, José C. Paz, La Plata, Presidente Perón, San Fernando, San Miguel, San Isidro y Vicente López), siendo el peor de los casos el de la municipalidad de San Fernando, cuya intendencia y gabinete de gobierno se encuentran plenamente ocupados por representantes masculinos.

La disparidad se vuelve evidente no solo en los números, si no también en los roles que el personal femenino y masculino tienden a desempeñar. En este contexto, se manifiestan los estereotipos de género, la presunción de que ciertas tareas corresponden o se ven mejor desarrolladas por un género en específico. A modo de ejemplo, se observa que dentro de los cuarenta municipios del AMBA el 60.5% de las Secretarías de Desarrollo Social se encuentran encabezadas por mujeres, mientras que por otra parte, Secretarías como Gobierno y Economía y Hacienda – dos espacios fundamentales para la administración general del municipio – tienden a ser asignadas mucho más frecuentemente a hombres (en un 65.7% y 71% respectivamente).

Otro campo que se ve dominado por líderes masculinos corresponde a las Secretarías de Obras Públicas e Infraestructura. En este caso, se encuentra que solo en 3 municipalidades, Marcos Paz, Presidente Perón y San Miguel, se les ha encargado la dirección de esta área a mujeres. A su vez, a nivel intendencias, en el AMBA solo 4 se encuentran encabezados por mujeres (Cañuelas, Moreno, Presidente Perón y Quilmes).

La desigualdad de género es una tarea que nos convoca a todos como sociedad y que requiere del liderazgo mediante el ejemplo de nuestra clase política. La falta de implementación de medidas básicas como la paridad numérica dentro de los gabinetes refuerza la perpetuación de los estereotipos de género. Como sociedad debemos dejar atrás los viejos paradigmas y encaminarnos hacia un futuro más inclusivo y diverso.

Para la realización de este análisis, desde Fundación Metropolitana relevamos los datos de la composición de los gabinetes desde los sitios web de los 40 municipios y nos contactamos con cada uno de ellos para confirmar la información brindada. Mientras que algunos municipios confirmaron la información, de otros no obtuvimos respuesta por la que información reflejada es la que figura en los sitios web.

Fuente: Fundación Metropolitana