La Policía Federal clausuró una curtiembre en Piñeyro por contaminación ambiental

OPERATIVO CHERNOBYL

Agentes federales del Departamento Unidad Federal de Investigación de Delitos Ambientales clausuraron una curtiembre por múltiples anomalías en el tratamiento de cueros, en la localidad de Piñeyro Partido de Avellaneda.

La investigación se inició a fines del año pasado por orden de la Fiscalía Federal de Quilmes a cargo de la Dra. Silvina Cavallo, a raíz de una denuncia donde acusaban a dicha firma de operar con innumerables anomalías, utilizando para el tratamiento de los cueros productos químicos altamente tóxicos que eran vertidos en los caños de desagüe cloacal de la zona, produciendo fuertes olores nauseabundos que afectaban a los vecinos y comerciantes de la zona. A esto hay que sumarle la gran cantidad de aguas servidas y de residuos acopiados, dentro y fuera de la propiedad, que provocaban la aglomeración de alimañas y mosquitos, principales transmisores de enfermedades, generando pésimas condiciones laborales y de salubridad para los trabajadores que allí asistían.

Cabe destacar que el edificio se encontraba casi en ruinas, con paredes y techos con peligro de desmoronarse. Por eso mismo, para no ser detectados y evitar controles, trabajaban en horarios nocturnos.

Con el total de la información y pruebas aportadas por los efectivos federales, el Juzgado Federal de Primera Instancia de Quilmes a cargo del Dr. Luis Antonio Armella, Secretaría Penal Nº4 del Dr. Rennes, ordenó el allanamiento del edificio.

Durante el operativo, donde además participaron personal de Autoridad de Cuenta Matanza Riachuelo (ACUMAR), del Registro Nacional de Precursores Químicos (RENPRE), del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS) y de Defensa Civil, se logró la detención de 2 hombres, se identificó a trece empleados y se procedió a la clausura del lugar.

Los detenidos, de 50 y 61 años, quedaron a disposición del magistrado interventor.