Líderes de Juntos por el Cambio respaldaron manifestaciones y advirtieron sobre malestar social por prolongación de la cuarentena

Los presidentes de los partidos que integran Juntos por el Cambio respaldaron este sábado por la tarde las manifestaciones en distintas provincias contra la expropiación de la empresa Vicentín. Lo hicieron en el marco de una virtual de la que participaron Alfredo Cornejo, presidente de la Unión Cívica Radical; Patricia Bullrich, presidenta del PRO, y Maximiliano Ferraro, líder de la Coalición Cívica y moderada por el dirigente radical Luis Otero.

Los máximos exponentes institucionales de JxC consideraron a las expresiones ciudadanas que se dieron a lo largo del país como un “respaldo de la población hacia la propiedad privada, necesaria en democracia y de la cual dependen millones de empleos”.

“Los argentinos salieron a defender sus valores. No salieron por una bolsa de alimentos sino en defensa del trabajo, los derechos, la República. Para no tener hambre mañana necesito defender mi trabajo de hoy, si me dejan trabajar, la Argentina funciona”, analizó Patricia Bullrich, líder del PRO.

Fustigó que Alberto Fernández, presidente de la Nación, prácticamente coaccione al juez que lleva el caso a tomar determinadas decisiones, en lugar de permitir que la causa avance en tribunales.

“Eso es un apriete. O hace lo que él dice o igual expropia”, puntualizó. 

 Alfredo Cornejo, titular de la Unión Cívica Radical, reveló que han solicitado tres reuniones con Fernández, sin que pudiera la oposición presentar sus propuestas a la pandemia.

“En un país normal el presidente se reúne con la oposición. Solo quieren hablar de cuarentena, del número de muertos. Se comparan con Alemania, Chile, no con Uruguay. Lo hacen a conveniencia. No pareciera que hubiera otro plan más que mantenernos encerrados”, dijo.

Y abogó por una alternativa integral para enfrentar la pandemia. “Hay que abordar todo: salud económica, de la gente, de la república, armonizar economía y salud. Celebramos que haya pocas muertes de personas, pero no se puede celebrar que mueran muchas empresas y empleos”, agregó.

Por su parte Maximiliano Ferraro, líder de la Coalición Cívica, llamó a la sociedad a mantenerse alertas ante el caso Vicentín, al tiempo que exhortó al oficialismo a no pasar por alto el malestar de los argentinos.

“Hay un movimiento ciudadano ligado a la República, la democracia, poderes independientes. La caravana tiene que ver con eso. Más aún con los atropellos institucionales que estamos viendo. Lo de Vicentín fue una violación a la propiedad privada. El kirchnerismo muchas veces tomó distancia para luego volver a embestir. No tenemos que dejar de denunciarlos”, advirtió.

 En ese sentido Luis Otero, dirigente radical que participó como moderador del encuentro “Hablemos de salud: la nuestra, del trabajo y de la República”, que se transmitió por Facebook Live, recordó a Fernández que la gente podía ejercer su derecho a la protesta.

“Cuando asumió dijo que la gente debía salir a la calle si las cosas no andaban bien. En estos momentos hay malestar e incertidumbre. No solo es la salud de la gente, también es la de la economía y la de la República”, señaló.