Litza visitó la ex Cristalux para articular una ayuda financiera que les permitirá aumentar su producción

Durante la recorrida por las instalaciones que desde el 2001 lleva adelante la Cooperativa de Trabajo Cristal Avellaneda, la candidata a diputada Nacional, Mónica Litza, escuchó la necesidad de conseguir una ayuda financiera para mejorar y ampliar su producción.

La cooperativa que desde el 2001 lleva adelante la producción de vajilla de la marca Durax y de otros objetos de vidrio, cuenta con 165 trabajadores activos y están en vistas de sumar más personal a su staff en cuanto consigan invertir en maquinaria que les brindará la posibilidad de aumentar su producción.

La candidata a Diputada Nacional por el Frente de Todos, Mónica Litza, visitó y recorrió las instalaciones de la fábrica de la Cooperativa de Trabajo Cristal Avellaneda -ex Cristalux- y lo hizo acompañada de las directoras del BICE – Banco de Inversión y Comercio Exterior- Carla Pitiot y Gabriela Lizana; de la también candidata a Diputada Nacional, Marcela Passo y del presidente del Instituto Nacional de Vitivinicultura, Martín Hinojosa.

En ese marco las funcionarias dialogaron con el Gerente general Antonio Bucci, quien les planteó la necesidad de comprar un nuevo horno, y acordaron en  avanzar en las gestiones para que el BICE  pueda otorgar esa ayuda financiera que la empresa necesita a través del acceso a una línea de créditos.

“Fue muy importante esta visita por la particularidad de que es una fábrica que se dedica a la producción de botellas de vidrio, y justamente en Mendoza la industria vitivinícola está pasando un momento muy complicado por el faltante de botellas para envasar la producción de vino”, expresó Litza. Y agregó: “Y de ahí surge la posibilidad de que la cooperativa Cristal de Avellaneda, pueda abastecer esa demanda para pequeñas y medianas bodegas”.

Además, la candidata a Diputada Nacional destacó la labor de la cooperativa y afirmó que “poder ver el proceso de crecimiento de la fábrica recuperada, muestra una opción constante por el modelo de país que nosotros defendemos como espacio político, un modelo donde se apuesta al trabajo”.

“Esta cooperativa es un ejemplo donde los trabajadores con mucho esfuerzo buscaron opciones para poder producir algo local que a otra industria nacional le sirva. Y aquí se produce una sinergia maravillosa. Porque del otro lado, los productores vitivinícolas, que hacen el esfuerzo de la producción, necesitan de esas botellas como principal insumo. Mendoza produce casi un 80% de vino que se consume en todo el país. Por lo tanto, no es menor haber podido juntar estas dos partes”, sostuvo Litza.

Finalizando la recorrida por la empresa recuperada, la candidata a Diputada avellanedense expresó: “La verdad que es emocionante ver que la opción por el trabajo y la producción es eje fundamental de las políticas públicas que impulsamos desde el gobierno nacional. Ese es el modelo de país que queremos”.