Los hermanos sean unidos, o los devoran los de afuera!!!

Los hermanos sean unidos, o los devoran los de afuera!!!

Los días transcurren con un saldo no muy positivo para las elecciones generales que se llevarán a cabo el 22 de Octubre, en un horizonte que es cada vez más cargado de incertidumbre y desilusiones, el cual parece más acentuado a disputar ambiciones personales que a cimentar ideales y principios, basados en doctrinas internas.
Diferentes hechos no sólo en el terreno local, sino también en el provincial y nacional, se desnudan y prevalecen criterios personales al deber como fuerzas políticas que durante muchos años fueron sólidas, se presentaron en las PASO cada una alejada de los que decían ser files a su conducta doctrinaria, mientras que el gobierno de Macri va sumando nuevas adhesiones, y en el llamado peronismo las distancias por personales de conducción con iguales formaciones, cada uno busca -hasta ahora- ver dónde podrán sentarse, y para justificar su postura cada uno acusa al otro y así sucesivamente desvirtúan sus funciones que solucionar los problemas de la gente, que soporta la indiferencia de quienes, en vez de cumplir con el mandato ciudadano en los cargos legislativos, en muchos casos miran para el costado frente a una catarata de despidos y numerosos pasos del Gobierno que sepultan la industria nacional.
Las jugadas políticas que esta situación acarrea, no sólo desgasta a los hombres y mujeres sino que cimentan el descrédito en la sociedad, al ver que sólo se impone defender espacios para ocupar escanios.
Ahora, una luz tenue de esperanza son ciertas reuniones «secretas» que si bien algunos las desmienten, podrían ser un paso que definirá si los que dicen ser realmente peronistas y respetar las 20 verdades, asumen como reales defensores de la posición que puede cambiar la historia.
En al ámbito netamente local y en especial de varios distritos de la madre de todas las batallas, la tercera y muy especialmente los municipios, deben prevalecer los ideales de una u otra fuerza, redoblando sus acciones con propuestas de reales mejoras vecinales.

Ya lo dijo el Martín Fierro: «Los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera. Porque si entre ellos pelean, los devoran los de ajuera».
Néstor Luis Santos