Milagro Sala ya está con prisión domiciliaria

La líder de la cooperativa Tupac Amaru, Milagro Sala, fue trasladada este jueves desde el penal de Alto Comedero a la casa La Ciénaga, en la localidad de El Carmen, a unos 25 kilómetros de la ciudad de San Salvador de Jujuy, donde cumplirá con el arresto domiciliario que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le había recomendado al Estado Nacional.

La dirigente social continuará su detención en una finca que fue readaptada por la Justicia jujueña como una cárcel fuera del servicio penitenciario provincial, ya que cuenta con un control permanente con dos garitas en la puerta, una de Gendarmería y otra de la Policía de Jujuy. Además se instaló un sistema de monitoreo con cámaras de seguridad, un cerco perimetral, dispositivos electrónicos para controlar la zona y hasta se instalaron dos baños químicos para las fuerzas de seguridad.

Milagro Sala podrá recibir visitas en forma restringida: sólo martes, jueves y sábados, de 7 a 19, no más de cuatro personas a la vez. La custodia permanente en el lugar la hará Gendarmería Nacional, con quince agentes, y la policía provincial colaborará con presencia en los alrededores.

Con estas medidas, el poder judicial de Jujuy inaugura un nuevo sistema de control y vigilancia de los detenidos que cumplen prisión domiciliaria, ya que este operativo no tiene antecedentes. Según informa el diario Página 12 «Argentina tiene en este momento 145 detenidos por crímenes de lesa humanidad en sus domicilios particulares. El monitoreo de las domiciliarias está a cargo de la Dirección de Control y Asistencia de Ejecución Penal (Dcaep): ninguno de esos detenidos tiene cámaras de seguridad, que son entendidas como un sistema violatorio de las garantías individuales; no tienen custodia perimetral de fuerzas de seguridad alguna; no tienen restricciones de horarios ni de número de visitas y sólo uno de los 145 detenidos de lesa humanidad tiene un gendarme (uno solo y no un dispositivo militar como en este caso) parado en la puerta de la casa, y eso porque ha violado el beneficio en una oportunidad».

Milagro Sala ya fue condenada a 3 años y medio de prisión en suspenso por organizar un escrache al gobernador Morales cuando era senador, pero debe afrontar otras tres causas: Asociación Ilícita; Encubrimientno de Homicidio; Lesiones Graves y la última por Amenazas contra una Comisario de la Policía Provincial.