Murió de un infarto cuando le estaban robando en su casa de Avellaneda

Murió de un infarto cuando le estaban robando en su casa de Avellaneda


Carlos Domínguez dormía cuando a las 5 de la mañana tres delincuentes ingresaron a la vivienda y comenzaron a pedirle por «la caja fuerte».

El hombre de 70 años que vivía solo, en una vbivienda de la calle Darwin al 400 de Villa Dominico,  había comprado una pequeña caja fuerte días atrás para guardar algunas pertenencias de valor.
Según trascendió, los ladrones fueron por ese único objetivo y no se llevaron nada más, ni siquiera el dinero que Domínguez tenía encima.

Según  informes policiales, en medio del robo, el hombre de 70 años comenzó a descomponerse y según las primeras pericias, Domínguez tenía un golpe en el cuero cabelludo pero no fue tan fuerte como para haberle causado la muerte.

El hermano de la víctima señalo que «había comprado la caja hace 20 días para guardar algo de plata. Ahí puede haber una pista, porque ni yo sabía que tenía una. Evidentemente alguien tenía el dato de que mi hermano la había comprado», agregó.
Según los forenses, el hombre murió de un paro cardiorespiratorio no traumático. Además, era insulino dependiente, según declaró su familia, todos indicios de que su muerte tuvo que ver con el mal momento que pasó durante el robo.