¡OSO!!!!

¡OSO!!!!

https://youtu.be/QLXCdKwnkkg

Fue en Varsovia, cuando el presidente estadounidense y su mujer, Melania, fueron recibidos por el jefe de Estado polaco y la primera dama, quien ignoró a Trump dejándolo con la mano extendida, para dirigirse directamente a su esposa.

La cara del presidente de Estados Unidos exoresa claramente que no le gustó nada el «Oso» de la primera dama polaca.