Otero lamentó que los avellanedenses paguen impuestos de los más caros del Conurbano

Otero lamentó que los avellanedenses paguen impuestos de los más caros del Conurbano

Alertó que vecinos de San Isidro y Capital Federal viven mejor pese a tener tasas más bajas de ABL de las que cobra la municipalidad de Avellaneda

El candidato de Juntos por el Cambio para la intendencia de Avellaneda, Luis Otero, se reunió con vecinos de Avellaneda Centro, con quienes conversó acerca de los altos montos de tasas municipales, que como consecuencia generan que la Ciudad sea una de las más costosas de toda la Provincia de Buenos Aires.
“Un departamento en General Paz y Mitre, de 43 metros cuadrados, paga más que uno de 85 metros en el centro de Capital Federal o en el centro de San Isidro”, explicó Otero.
Agregó que los montos de ABL (alumbrado, barrido y limpieza) son de los más elevados de toda la Argentina. La medida, de hecho, no solo afecta a vecinos sino también a comerciantes y empresarios.
“Hemos sabido de habitantes en Villa Corina que pagan más que en Vicente López. Pagamos impuestos como si tuviéramos servicios que no tenemos. No hay una gran obra desde hace décadas en nuestra Ciudad”, alertó.
Lamentó que pese a manejar uno de los presupuestos y recaudaciones más elevados de toda la Argentina el dinero no se traduzca en obras de envergadura para los avellanedenses.
“Arreglar una plaza, iluminar una calle es lo mínimo que debe hacer la Municipalidad. Acá no se hace una obra de envergadura desde hace 50 años. Siguen las inundaciones y hay fuga de empresas que se van de Avellaneda”, fustigó.
La otra cara de la moneda
Para aliviar a vecinos, comerciantes y empresarios de Avellaneda, Otero propuso reestructurar las tasas.
“Vamos a congelarlas y no las aumentaremos hasta que se aclare en qué se aplican, adónde se destina el dinero”, contrapuso.

Prensa Luis Otero