El Papa designó un investigador por los abusos en el Próvolo de Mendoza y La Plata

El Papa designó un investigador por los abusos en el Próvolo de Mendoza y La Plata

El papa Francisco designó al obispo auxiliar de La Plata, monseñor Alberto Bochatey, para investigar los casos denunciados por abuso sexual en el Instituto Próvolo de Mendoza y de La Plata.
El comunicado enviado por la nunciatura apostólica y que difundió este lunes la agencia AICA subraya que este oficio de «comisario apostólico ad nutum Sancta Sedis» implica la atribución a monseñor Bochatey de «todas las competencias que el derecho propio del Instituto y el derecho universal de la Iglesia Católica atribuye al gobierno del Instituto religioso en cuestión».

En tanto, en la mañana de este lunes se suspendió la audiencia que definía la prisión domiciliaria de la monja Kumiko Kosaka, de 42 años, imputada por el delito de abuso sexual gravemente ultrajante cometido contra menores hipoacúsicos, en hechos ocurridos hace aproximadamente una decena de años en el Instituto Próvolo de Luján de Cuyo.

En Mendoza, la Justicia investiga al menos 27 denuncias contra los sacerdotes Nicolás Corradi, de 82 años, y con denuncias previas por el mismo delito perpetradas en una casa religiosa de Verona (Italia), y Horacio Corbacho, de 55, además de la monja y tres empleados del instituto, identificados como José Luis Ojeda, Jorge Bordón y Armando Gómez, todos procesados por abuso y en prisión.

La semana última, los querellantes pidieron que se impute además a nueve personas y se llame a declarar a 200 ex alumnos del Instituto Próvolo en la causa que investiga el abuso sexual de 25 niños y adolescentes hipoacúsicos que concurrían a ese centro educativo vinculado con la Iglesia Católica en la ciudad mendocina de Luján de Cuyo.

«En siete de los casos se vincula con omisión; son aquellos que sabían y no hicieron nada frente a estos abusos; los otros dos son personas que cometieron los abusos», explicó Salinas.