POBREZA: ¿SON CONFIABLES LAS MEDICIONES DEL INDEC?

Lic. Fabian Medina

Hace unos días se conoció el indicador de pobreza del INDEC que otorgó un dato de 28.6% de pobres y 6.2% de indigentes. Que quiere decir esto que tenemos alrededor de 8 millones de pobres todavía en todo el país y casi 1.7 millones de personas que no llegan a comprar los alimentos básicos para alimentarse. En cuanto a los datos que manejamos de 30.3 y 32.2% en el segundo semestre 2016 y primero de 2016 es una baja sensible, pero no se entiende como puede ser que la indigencia del 6.2% se mantiene casi igualada entre el 6.1% y 6.3% del segundo y primer semestre 2016 habiendo bajado la pobreza en los niveles dados anteriormente.

Todo esto se entiende si observamos que para eliminar gente de la pobreza se tomó el dato de los nuevos incorporados a la asignación universal por hijo, pero ese dato debería ser completamente igual en el caso de la indigencia pero eso no es asi en el dato duro estadístico lo que habla sin tapujos que el dato de pobreza es un mero dato electoral, puesto que se están tocando los datos como en los momentos de la administración anterior aunque tan burdo que significa que quedan aún en mayor evidencia que antes.
Si analizamos en detalle los datos abiertos en los informes respectivos, nos encontramos con que si bien los datos nacionales descendieron en cuanto al Gran Buenos Aires tanto la pobreza como la indigencia crecieron en casi 2% cada uno pasando por 30.9, 34.6 y 32.6 primer y segundo semestre/2016 y primer semestre/2017 y en 6.2, 7.5 y 8.2 en los mismos periodos para pobreza e indigencia. En cuanto a CABA los valores pasan de 13.8, 9.2 y 13.4 como de 5.6, 2.3 y 2.6 mismos indicadores; aunque aquí el tema es mucho más complicado porque los datos no coinciden por muchas personas incluidas con los datos de la Dirección General de estadísitica de la CIUDAD que otorgaron 13.8, 13.6 y 11.7 en pobreza y 5.6, 4.9 y 3.9 en indigencia.
En cuanto a los errores que se encuentran en todas las encuestas medidas por INDEC se estan evidenciando problemas de la metodología en la cual se toman los datos o como se componen, problemas que es aún muchísimo peor que manipular/modificar los resultados finales estadisticos, todo ello se corrobora por fuentes muy confiables del Instituto Nacional que indican que estarían cambiadas las formas de trabajarse las encuestas no siendo comparables las actuales con las internacionales ni con las de otros momentos del Instituto.
Ante estos datos controvertidos podríamos confirmar que tanto el último informe de pobreza e indigencia de INDEC poseería como mínimo errores involuntarios o caso contrario un esquema de modo electoral de las estadísticas para colaborar con la campaña para las legislativas que se realizan el próximo 22 de octubre.

FABIAN MEDINA