Protesta en el Garrahan porque «las trabajadoras que extraen sangre para los chicos del hospital no tienen derecho a descanso ni a enfermarse»

La Asociación de Profesionales y Técnicos (APyT) del Hospital Garrahan realizará hoy miércoles 2 de junio a las 13:30 en el hall de la institución, una protesta y conferencia de prensa para reclamar al Consejo de Administración (que depende 70% de Nación y 30% de CABA) que pasen a la planta permanente laboral a las trabajadoras que hace diez años realizan las famosas campañas de extracción de sangre, y que están precarizadas hace seis, sin derechos laborales elementales.

Al respecto, la presidenta de APyT, Norma Lezana, explicó que “la situación de las trabajadoras del Equipo de Colecta de Sangre del Hospital Garrahan es precaria, porque por ejemplo, si no trabajan un día por la razón que fuere, no cobran, y no tienen vacaciones, no tienen licencias, y además están contratadas por ‘resolución’ y no son consideradas personal de la institución, a pesar de que su tarea asegura un aspecto crucial en la atención de los pacientes, más aún en pandemia, y hace ya 10 años, con 6 en total precariedad».


En ese sentido, agregó que “este equipo, cuya labor fue mencionada de interés por el Senado de la Nación, realiza 600 transfusiones semanales, con 60 donantes diarios que se necesitan para cubrir la demanda de 240.000 consultas médicas por año, 9.000 cirugías de alta complejidad por año y 18.500 internaciones anuales».

«Este destrato y precarización es la expresión de todo lo que está mal en el Garrahan y lo que tenemos que cambiar. El trato del Consejo de Administración del Hospital es discriminatorio con las trabajadoras, pero no dudan en hacer campaña y marketing con esa inmensa labor. Por eso, desde nuestra organización encabezamos la exigencia a pase a planta y con todos los cuidados necesarios, volveremos a hacernos escuchar», concluyó.

El Hospital Garrahan dependía 50 por ciento del Gobierno Nacional y 50 por ciento del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero durante la presidencia de Mauricio Macri, acordó con Horacio Rodríguez Larreta subir a un 70% a Nación y bajar a un 30% a CABA. Y hace cinco años que el equipo de extracción de sangre trabaja en forma precaria. “Este problema, surgido con el macrismo, ahora debe ser resuelto en 2021 por el actual Gobierno Nacional”, finalizaron desde APyT.