domingo 03 de marzo de 2024 - Edición Nº250

Sociedad | 2 feb 2024

Jornada nacional Ollas Vacías para reclamar alimentos

En el acto central, la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, intimidó a los manifestantes y hubo represión policial. Fuerte repudio de todas las organizaciones sociales.


La Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) realizó una jornada nacional de Ollas Vacías y entrega de petitorios de donaciones en las grandes cadenas de supermercados bajo la consigna “la única necesidad y urgencia es el hambre”.

También participaron la Corriente Clasista y Combativa (CCC), la Federación Nacional Campesina, Pueblos Originarios en Lucha, Movimiento Evita, Barrios de Pie, Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE), La Dignidad y Pueblo Unido.

Los organizadores de la protesta, que tuvo una amplia adhesión, indicaron que “la falta de alimentos en comedores, merenderos, y ollas populares a lo largo y ancho del país representa una situación crítica y de extrema urgencia.

No hay ninguna respuesta del nuevo Gobierno a la demanda más básica de millones de personas que asisten en nuestros espacios: el pueblo no tiene para comer”.

Agregaron que “desde hace tiempo venimos visibilizando la realidad alimentaria de nuestros barrios, donde día a día se incrementa la demanda de comida y la falta de una acción concreta para resolverla.

El hambre no es de hoy, pero las medidas de ajuste y aumento permanente de los precios de los alimentos hace que las filas por conseguir un plato de comida sean cada vez más largas, y la comida cada día menos.

Más adelante, señalaron que “no se puede esperar más, necesitamos respuestas concretas ante la emergencia alimentaria y por eso estaremos presentando petitorios de donaciones a las grandes cadenas de supermercados”.

La actividad central se realizó frente a las oficinas de la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, para denunciar la inacción por parte de ese ministerio en la lucha contra el hambre.

La ministra Pettovello protagonizó un cruce con los manifestantes y les comunicó que estaba dispuesta a «atender a la gente que tiene hambre», pero «no a los referentes» de las organizaciones sociales.

La propuesta fue desechada y, posteriormente, cuando un grupo de personas trató de ingresar al ministerio, fue reprimido por la policía.

El secretario general de la UTEP, Alejandro Gramajo, indicó que «es difícil la situación que estamos viviendo en los barrios humildes y sectores populares, con la situación económica cada vez más crítica y la falta de alimentos en los comedores barriales».

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias